L.C.D.A.

septiembre 24, 2006

Olores I

Filed under: General — tale0 @ 12:11 am


El Olor de un País

 

Entró en tromba nada más abrir la puerta del avión. Llegó hasta nosotros inunándolo todo antes incluso que los rayos de luz del luminoso amanecer subtropical.

Asaltó nuestros sentidos en busca de las puertas por donde llegar a las partes más antiguas de nuestra alma. Para instalarse en nosotros para siempre.

Olfato. Olor. Sensación. Aire. Entorno.

Mezcla inconfundible, pero indefinida. Amalgama de mango, curry, de estiercol de vaca y sudor,de  nuez de betel, sueño, sándalo y ceniza, de piel y de eternidad, ruido,  especias, calor. Mucho calor. Realidad caótica hecha sensación.  Sorpresa hecha olor.

Primero nos recibió el olor. Poco después recibimos el saludo de sus gentes.

Namasté!

Los dos quedaron en nosotros para siempre. 

Anuncios

septiembre 8, 2006

SOMOS LO QUE COMEMOS

Filed under: General,Inventos — tale0 @ 6:24 pm

  COMIDA BASURA

e viene a la memoria  la genial película de Woody Allen Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar  cada vez que oigo la expresión COMIDA BASURA. Es aquella película donde el cuerpo humano es presentado como una especie de enorme factoría con sus diferentes salas de máquinas, un cerebro que es una sala de control, con sus encargados, operarios, calderas, tuberías, y donde el propio Allen interpreta el papel de un angustiado espermatozoide-paracaidista con dudas existenciales ante la proximidad de un orgasmo del protagonista.


Imagino al encargado del estómago como un hombre de mediana edad enfundado en su guardapolvo y una tablilla sujetapapeles en la mano mientras deambula por el estómago dirigiendo sus cuadrillas de operarios.

Está moviéndose en la oscuridad de una enorme gruta que es el estómago, caminando con altas botas de goma sobre un piso inundado hasta sus rodillas y donde flotan los restos de comida a medio digerir.

De tanto en tanto observa con expresión preocupada la enorme abertura en el techo de la caverna por donde van llegando los nuevos alimentos. Va dando instrucciones a su gente al mismo tiempo que habla por el intercomunicador.

Joder, otra vez ha vuelto a ir al burguer!. La que voy a tener que oir de hígado!. Que si vamos pasados de triglicéridos!, que si el colesterol!, que si lo que hace falta es fibra!, Como si yo pudiera hacer algo!.

Coge con una mano el intercomunicador al tiempo que equiva con un balanceo experto una especie de terremoto debido a los movimientos del estómago.

A ver, cerebro:  ¿Qué coño pasa?, ¿Podéis hacer algo para frenar todo esto?. Estoy a tope!.

<cerebro>:  Conciencia lo está intentando, pero ha tomado el control "instintos primarios" y esos tíos no le hacen ni puto caso. Intenta aguantar que veremos qué se puede hacer.

<estómago>: Vale, vale. Seguro que se está muy cómodo ahí arriba dando explicaciones. Me gustaría veros sobre el terreno.

<hígado>: Pero quieres parar de enviarme grasa!. Como sigas así me voy a cabrear y entonces os vais a enterar todos.

<estómago>: Vale tío, no la tomes conmigo que yo hago lo que puedo.

Se dirige a un grupo de sus trabajadores.

A ver, vosotros : Me recogéis cada hoja de lechuga y cada trocito de tomate y lo guardáis . Como se os pierda algo os corto los huevos. Y vosotros, me apartais toda esa grasa y la dejáis en ese rincón. Luego ya veremos que hacemos con eso.

Y así debe ir funcionando la digestión de la comida basura, que es una expresión que nos hemos inventado en los países opulentos, porque la gente que no lo tiene fácil para comer, no le pone adjetivos a la comida.

Para ellos la comida es simplemente eso, comida.
 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.