L.C.D.A.

diciembre 28, 2006

Calendarios

Filed under: Inventos — tale0 @ 6:48 pm

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!   ¿FELIZ AÑO NUEVO?

Como cada año por estas fechas preparandolo todo para la gran celebración.

Pero, ¿celebración de qué?

Pues …. del Uno de Enero. ¡Del año nuevo!

¿Y por qué empieza el año nuevo el uno de enero?

¿Alguna fecha fijada por los astrónomos?

Pues no. Lo más cercano es el perihelio, día del año en que la tierra está más cerca del sol. Es alrededor del 4 de Enero, pero jamás en mi vida he oído a nadie decir: Feliz día del Perihelio ni del Afelio (bueno, los norteamericanos sí que lo celebran, pero le llaman Independence Day ).

¿Alguna celebración histórica universal?

Pues seguramente, tampoco. Indagando un poco, y si mis informaciones son correctas, resulta que el próximo uno de Enero, no va a ser más que

Un vulgar 11 Tevet del año 5767 en el calendario hebreo

Un corriente y moliente 11 Thw al-Hijjah del año 1427 según el calendario islámico

Un 13 del mes 11 del año 2006 cualquiera en el calendario lunar chino

Y un simple día Yi Wei del mes Geng Zi  año Bing Xu según el calendario solar chino.

Y ni siquiera es nada especial para el más moderno de los calendarios. El más pensado. El más matemático, con sus doce meses de treinta días exactos cada uno. El más breve. El calendario republicano.

Está claro que lo del primero de enero es solamente el capricho de alguien.

Así es que me permito utilizar este último para desearos

Salut et Fraternité, Cltoyen!

UN MUY FELIZ 12 DE NIVÔSE DEL 215 !!

diciembre 13, 2006

Christmas

Filed under: General — tale0 @ 7:41 pm

Navidad SI – Navidad NO

Cosas que me gustan de la navidad:

  • La lotería (aunque no me toca). Oir el sorteo y ver a los premiados por la tele.
  • El frío, cuando lo hace. Y si nieva ya es para nota.
  • Los dulces: el turrón, los polvorones, etc. etc.
  • Las comilonas, donde además todo el mundo viene arreglado.
  • Esa gran performance con complicidad general que son los reyes magos (para los peques).
  • Reunir a la familia.
  • Hacer el belén.
  • Deshacer el belén.
  • El día de los inocentes (siempre que alguien haga alguna de gorda).
  • Que el día siete de enero se ha acabado todo (y empiezan los anuncios de fascículos coleccionables).
  • Que cada año nos dan las uvas cuando vamos por el primer plato (esto no hay forma de evitarlo).
  • Ver a gente móvil en mano a las 0:01 del año nuevo sentirse realizados porque han conseguido llamar.

 Cosas que no me gustan de la navidad:

  • Las maratones de compra de regalos.
  • Las sobredosis de villancicos.
  • Las telemaratones.
  • El ho-ho-ho del papa-noel.
  • Las pelis de papa-noel de los sábados por la tarde.
  • Los autómatas de papa-noel con musiquilla.
  • Los papa-noel colgantes en los balcones. (Estoy empezando a pensar que entre papa-noel y yo debe haber algo personal).
  • La iluminación en las calles.
  • El "amigo inservible". A menudo deja cosas del todo inútiles.
  • Reunir a la familia por tercera o cuarta vez en pocos días.
  • Los mensajes institucionales de fin de año.
  • Los programas de TV de resúmen del año.
  • Toda esa gente que va repitiendo con gran originalidad "hasta el año que viene".

Así es que, al que le guste Felices Navidades y Próspero Año Nuevo,

y
al que le agobie,.. pues paciencia que en cuatro días se habrá acabado.

(y el año que viene más)
(me gusta que me regalen cosas de comer. siempre sé que debo hacer con ellas)

diciembre 7, 2006

Unfaithful

Filed under: Inventos — tale0 @ 6:30 pm

INFIEL

 

– Ave maría purísima

-Sin pecado concebida

-Padre, me acuso de haber sido infiel a mi compañera de toda la vida.

– Cuéntame hijo, ¿cómo ha podido suceder?

– Verá Padre. Todo empezó por unas llamadas telefónicas. Aunque yo siempre había estado bien con mi compañera, empecé a recibir proposiciones tentadoras. Me convenció de que disfrutaría mucho más. Que podría pedirle lo que quisiera. Que con ella sería mucho más feliz. En definitiva que mi vida íba a cambiar.

– ¿Y qué hiciste?

– Pues cegado por la tentación dije que sí. Acepté el nuevo servicio de acceso a internet que me estaban proponiendo y a partir de ese momento todo fueron problemas. La nueva compañera se desentendió enseguida de mí para ir dedicarse a seducir a otros. El modem-router no llegaba. Cuando llegó resultó que las velocidades no eran las esperadas y además el servicio se paraba cada dos por tres. Malgasté una enorme cantidad de dinero y tiempo en llamadas a los números de atención al cliente donde únicamente me pasaban de un departamento a otro. Finalmente me di cuenta de mi error y decidí volver con mi compañera de siempre.

– Bien hecho, hijo. ¿Y ella te aceptó?

– Ella me aceptaba, me perdonaba, pero no podía hacer nada hasta que "liberasen el bucle de abonado".  La verdad, Padre, es que llegado a este punto estoy desesperado y no se qué debo hacer.

– Hijo mío, en tu pecado llevas ya la propia penitencia. Debes solicitar la baja a la nueva empresa por burofax o correo certificado. En el caso de no recibirla en un mes, debes enviar una reclamación a la dirección especficada en el siguiente enlace

– Gracias Padre.

    Ego te absolvo a pecatis tuis , in nomine patris , et filli et spiritu sancto


No es exactamente mi caso ya que no he sido infiel a mi proveedor de internet, pero sí que he vivido una experiencia parecida.

Resulta que en los inicios de internet me di de alta para tener un acceso a través de una de las empresas pioneras que se llamaba RedesTB. En sucesivos ejercicios de el pez grande se come al chico, esa empresa fue siendo comprada y vendida pasando a ser sucesivamente Eresmas, Wanadoo y actualmente Orange.

Hace más de dos años decidí darme de baja del servicio que ya no me era de utilidad.

Y ahí pasé a transformarme en una estadística más de maltrato de una empresa de servicio hacia sus clientes. Baja que no se tramita. Nuevas facturas. Inumerables llamadas al 902 de turno con sus correspondientes pérdidas de tiempo. Devolución de recibos. Amenazas de inclusión en listas de morosos. Cartas recibidas de extraños servicios jurídicos con nuevas amenazas.

Y el inicio de una batalla administrativa. Carta certificada a la sede de Wanadoo, seguida de su habitual comportamiento autista. Reclamación certificada via  internet ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

Y a partir de ahí las cosas empiezan a enderezarse. Las gargantas mudas cobran voz. Las empresas maltratadoras se disculpan y por último no sólo cursan la baja sino que devuelven hasta el último céntimo.

Dejo aquí copia de mi trofeo de esta pequeña batalla ganada por el simple ciudadano sobre la poderosa organización.

diciembre 5, 2006

Pont

Filed under: General — tale0 @ 7:24 pm

Hoy….

Blog de WordPress.com.